De profesión, dinamitero.

Les gusta correr al ataque, romper las carreras. Les da lo mismo lo que pueda suceder 50 kilómetros después. Son los dinamiteros del ciclismo y por encima de todo les gusta el ciclismo de ataque. ¿Se están perdiendo?