El ciclista de Tim Krabbé

Como cada semana, recomendamos un libro en nuestro Podcast, Ciclismo de ayer y de hoy, y luego publicamos la reseña escrita. En este caso, estamos hablando de El ciclista de Tim Krabbé, que sigue siendo todo un libro de culto para los amantes del ciclismo.

Portada de El ciclista de Tim Krabbé en el que sale en propio Tim subido en una bicicleta pero vestido de calle

Ciclismo de ayer y de hoy es un podcast de ciclismo en el que hablamos de la actualidad del deporte de las dos ruedas, pero en el que también tenemos una sección fija en la que os recomendamos un libros de ciclismo.

En el episodio 4 de nuestro podcast, el libro invitado fue todo un clásico: El ciclista de Tim Krabbé.

Publicado en 1978, originalmente en danés, pronto despertó el interés de los lectores y se fue traduciendo a otros idiomas. Hoy en día, se siguen haciendo nuevas ediciones del libro, pues nunca ha dejado de venderse por el valor vivencial que podemos encontrar en él. No en vano, El ciclista, está considerado el mejor libro subjetivo del ciclismo escrito hasta el momento.

El ciclista es la historia de una carrera ciclista de las que ahora llamaríamos élite o master, el Tour del Mont Aigoual en Francia. Narrada en primera persona por uno de sus participantes, Tim Krabbé, que participó en ella cuando tenía 29 años.

Este fue el primer libro del autor de los Países Bajos nacido en 1943. Antes de apasionarse por el ciclismo, fue campeón de ajedrez. Tuvo que llegar a los veintinueve para comenzar a correr carreras de forma más asidua como las que describe en el libro. Una parte del libro explica sus primeros avances en el mundillo del ciclismo y como el ajedrez se mete por medio hasta llegar a ese Tour del Mont Aigoual. Esa carrera es como una culminación a todos los años que sintió la pasión por las dos ruedas. El autor se lo toma como el reto final. 

Como hemos dicho, El ciclista tiene una parte biográfica al explicar sus vivencias anteriores a la carrera. También tiene esa parte de autoficción durante la carrera en la que el autor nos mete de lleno en una prueba ciclista. 

Nos hemos emocionado con la lectura, sobre todo durante la primera parte, en la que el autor nos lleva de la mano: desde la preparación inicial de la prueba; a los primeros contactos con los rivales; al cómo ponerse en el pelotón; el estudio del recorrido; el análisis de los rivales; las primeras subidas, y todo ello mezclado con historias reales del ciclismo, con hazañas o anécdotas sucedidas en el mundo del ciclismo. 

Tim Krabbé sabe mezclar muy bien las vivencias de la carrera con las historias reales del ciclismo. Y lo mejor, hace que haya una correlación entre lo que pasa en la carrera y lo que pasa en la historia.

Por poner un ejemplo, en un momento de la carrera se habla del saber sufrir. Que muchos corredores no han ganado más, no han pasado a la historia por no saber sufrir. En ese momento explica una hazaña épica sucedida en el Giro de 1956. La protagonizada Charly Gaul, dos veces ganador del Giro y una del Tour. La simbiosis entre la carrera en la que participa Tim Krabbé y la historia de Charly Gaul es casi perfecta y nos damos cuenta de a dónde quiere llegar el autor. No os quiero desvelar mucho más de la historia, pues la podéis escuchar en el podcast y en unos días publicaremos un pequeño artículo, pues merece mucho la pena.

También explica otras historias, de las que ya publicamos artículo, como la historia de Altig y Anquetil en el Trofeo Baracchi 1956 y la famosa fotografía de Altig empujando a Anquetil en una prueba contrarreloj por pareja. Os invitamos a leerla. 

Toca muchos otros temas Tim Krabbé en el libro y lo hace con mucha naturalidad, como por ejemplo, ¿de qué depende triunfar o no triunfar en el ciclismo?

O deja momento divertidos como cuando explica que Anquetil, al iniciar una subida, se ponía en bidón en el bolsillo trasero del maillot y que si no lo hubiera hecho no hubiera conseguido tantos Tours de Francia. Os dejaremos con la incógnita de esta historia. La deberéis leer en el libro, pues hace mucha gracia.

Otro momento es el de la frase de Hennie Kuiper, el excelente clasicómano y campeón del mundo en ruta, que dijo: «El ciclismo es rebañar el plato de tu rival antes de empezar con el tuyo», en referencia a que el ciclismo es un deporte de paciencia.

Para acabar una curiosidad. A Tim Krabbé le gusta escribir desde la bicicleta. Siempre que sale lleva una grabadora encima. Supongo que de esa forma puede expresar como expresa esas sensaciones sobre la máquina.

ESCÚCHANOS

Os invitamos a escuchar el trozo en el podcast en el que hablamos sobre El ciclista, pues os complementará la lectura de esta reseña, pues allí se explican algunas vivencias que no quedan reflejadas en esta reseña. Lo podéis encontrar a partir de la hora 2:07:20. Y si os gusta, no dudéis en suscribiros al canal.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *