Sigue la controversia sobre los recorridos en el ciclismo femenino

Llevamos dos semanas con quejas en el ciclismo femenino por sus recorridos. Las corredoras piden más kilómetros, más dificultades. ¿Sobreprotección o mal encaje entre la prueba masculina y femenina?

Un grupo de corredoras en pelotón

Llevamos dos semanas con quejas de las propias corredoras sobre los recorridos en los que tienen que participar. Y lo que piden es más dificultad, más kilómetros y no tanta supuesta protección.

La semana pasada, las quejas se centraron en el Giro Dell’Emilia WE. Una de las corredoras que alzaron la voz fue Brodie Champman que dijo en su Twitter: “Me encantó esta carrera, el ambiente y la final, pero en serio por un #UCIProSeries carrera ¿podrías agregar algunos kms y algunas curvas más?”.

Otra de las quejas que se pudieron leer en Twitter es en relación con las subidas que se debían salvar en la carrera italiana. En la prueba masculina se hicieron cinco subidas a la mítica San Luca y eso le da más dificultad a la prueba. En la prueba femenina se hizo una aproximación de unos 90 km llanos y luego una única subida a San Luca. Pues bien, algunas de las corredores pidieron que la prueba aún sería más bonita si se subiera alguna vez más.

La cosa ha seguido esta semana. Después del GP de Plouay – Lorient Agglomération Trophée WNT, Saul Miguel, comentarista de Eurosport, y experto en ciclismo femenino,  abrió la caja de pandora al publicar en Twitter: “ Realmente no consigo estos 100 km (o incluso menos) UCI carreras como Plouay o La Course. Mucho más corto que el año pasado, va en contra del desarrollo natural del ciclismo femenino. En mi opinión, debería haber una distancia mínima para los eventos WWT: 120 km, y preferiblemente entre 130 y 160”.

Y añadió: “Me encanta el CX y otras disciplinas de ciclismo más cortas y explosivas, pero este es el ciclismo de ruta, que se trata principalmente de resistencia. No tratar de hacerlos más largos / más difíciles por el simple hecho de hacerlo, pero las carreras de primer nivel no deberían estar muy por debajo de la capacidad de los ciclistas”.

Y la cosa no se quedó ahí, pues la actual Campeona del Mundo, Annemiek van Vleuten, hizo un RT con comentario sobre el tweet de Saul Miguel: “Bien triste Saul Miguel. Todo ignorando la distancia WWT (= máx.160 km) GP Plouay, Europeo, La Course … todo entre 96-109 km. ¿Por qué? Feliz de ver que el Giro Rosa no se mueve en esta dirección. No me gusta que se vea como un evento paralelo. #seriousbusiness !”.

Veremos en qué acaba todo y si la UCI toma cartas en el asunto para regular un poco más las carreras.

Decíamos al principio que la sensación que hay es una sobreprotección respecto a las féminas. Pero también podría haber otros intereses, como por ejemplo que se que intenten recortar las carreras para encajarlas en mismo día con la prueba masculina. Si es así, ¿no sería mejor correrlas en dos días diferentes y así darle la importancia que se está mereciendo el ciclismo femenino?

Y en caso de que por cuestiones económicas se debieran correr el mismo día: ¿no sería mejor ajustar, retocar la prueba masculina para que las dos pudieran encajar?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *